EL TERRIBLE PALO DE NACHA GUEVARA A MIRTHA LEGRAND

Son dos pesos pesado del ambiente artístico, por lo cual la “aludida” no debe estar nada feliz con los comentarios de su colega. Nacha Guevara dio una nota íntima en la que habló de todo. Primero se refirió a su experiencia fuera del país -durante los años ‘70, amenazada por la Triple A, se mudó con su familia a Perú y luego a México-, sobre la que enfatizó que fue López Rega quien provocó su exilio.

 

Y sobre la figura del asesor de María Estela Martínez cuando asumió la presidencia en 1974, tras la muerte de Juan Domingo Perón, dijo: “Sentí un alivio cuando murió, dije: ‘Ya está’... Mirá, como decía Borges: ‘El mayor castigo es el olvido’”, y agregó sobre este punto: “Videla y López Rega murieron sentados en un inodoro... Hay justicia divina...”.

Cuando el conductor del ciclo de A24 Luis Novaresio le propuso entrar en un juego para imaginar qué pasaría si reencarnara en Mirtha Legrand, Nacha expresó irónicamente: “No almorzaría...”, y agregó lo que admiraba de la conductora, que era su “frescura”: “No era una gran actriz, era una actriz fresca”.

 

En 1940, Mirtha y su melliza Goldie debutaron con un pequeño papel en el filme “Hay que educar a Niní”, con Niní Marshall.

 

Con 14 años, Mirtha logró su primer protagónico en la comedia romántica “Los martes, orquídeas”, de Francisco Mugica. Hasta que abandonó la actuación para dedicarse a la conducción televisiva, Legrand hizo unas 35 películas, y en 1990 dejó el teatro tras realizar 11 obras.

 

En 2012, a pedido de su nieto Nacho Viale, regresó a la actuación con la serie “La Dueña”.

Rate this item
(0 votes)